El polietileno es un material 100% reciclable. Se caracteriza por su resistencia a la humedad, al desgaste por la fricción, a los impactos y a agentes químicos como el ácido y el alcalino.

Se utiliza en muchos sectores como la industria alimentaria porque es fisiológicamente inerte al contacto con los alimentos siendo así aceptado por la normativa UE.

Gracias a sus propiedades autolubricantes, su escaso desgaste a la fricción, gran resistencia al choque y a la flexión y su baja conductividad térmica es perfectamente apto para utilizarse en aplicaciones industriales.

Existen diferentes tipos y calidades de polietileno, puede dirigirse a nuestro departamento comercial para asesorarle del polietileno más apropiado según su aplicación.