El acetal es un plástico técnico que la industria puede aprovechar gracias a su dureza y su gran estabilidad dimensional. Posee alto peso molecular, característica que lo hace tener alta resistencia mecánica, al igual que un alto nivel de dureza y, al mismo tiempo, tenacidad.

Se le reconocen muchas propiedades entre las que destacamos:
           - Bajo coeficiente de fricción
           - Resistencia al impacto
           - Resistencia a la tracción
           - Resistencia química
           - Fácil de mecanizar
           - Muy baja absorción de agua


Todas estas bondades hacen de las placas de acetal un material adecuado para muchos procesos industriales y sus propiedades le permiten tener un muy buen comportamiento ante la mecanización. Este material es ideal para reemplazar el metal.